Todos los fuegos el fuego

En este cuento hay dos historías paralelas. Tienen muchas cosas en común y el tema centrál de las dos historías, es lo de las relaciónes entre los personajes principales, que tienen la forma de un triangulo amoroso en las dos historias.

La primera historia, que nos introduce Cortázar, tiene lugar en el tiempo del Romano Imperial. El procónsul y su esposa, Irene, estan mirando una lucha de gladiadores. Irene desde cruzadas de miradas está enamorada del gladiador, Marco, lo que sabe el proconsúl. Para la venganza el procónsul organiza una lucha imposible de sobrevivir para Marco. Forza a mirarlo Irene, que por su lado oculta su miedo y tristeza. Al final después de la muerte de Marco, mueren todo el mundo en el circo. Hay fuego y porque hay tanta gente, no pueden salir, el procónsul y Irene. Al menos es la impresión que tenemos como lectores, porque no es explicado muy claramente.

La secunda historia dura en el tiempo contemporanéa en París. Trata de Roland y sus amantes, Jeanne y Sonia. Jeanne se supone, es el ex de Roland y ella se suicide porque Roland no la quiere más. Luego, todavía no tan claro exactemente como se pasa, mueren Roland y Sonia en el piso de Roland a causa de sus cigarillos, que no han estado bien apagados.

Lo fantástico en este cuento es el juego con la simultaneidad de las dos historias. No pueden pasar en el mismo tiempo y lugar, pero el autor las cuentan como si fueron así, paralelas. Siempre va de una historía a la otra sin advertirlo al lector. Si no, lo que pasa en las dos historías no es fántastico. Las historías tratan de cosas y experiencías muy reales y cotidianas, pero el punto de vista del autor es imposible.

Es posible decir que el mensaje aquí, es que tenemos todavía hoy en día, después de los dos mil años entre las dos historías, los mismos problemas como seres humanos; los de venganza, celoso, infidelidad, odio etc. Lo muestra Cortázar utilisando, el inicio de la civilización como la conocemos hoy, que era el Roma Imperial, y la capital del modernismo que era París desde el siglo XIX.

Yo pienso que es más un rasgo de ironía que un mensaje real. Es un reproducción de lo que consiste, ser un ser humano y sin darnos una solución o alternativo al conducto de los personajes, se queda así un espejo y no un juicio.

This entry was posted in Tema1.. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s