Ciudad de Dios y La Virgen de los sicarios

Tanto “Ciudad de Dios” como “La Virgen de los sicarios” nos muestra como cambió la situación de las ciudades latinoamerican en las últimas décadas del siglo XX.
Son dos películas diferentes que desarrollan temas distintos, no obstante, las dos se centran en un eje fundamental: como la violencia se hizo cotidiana a lo largo del tiempo.
“Ciudad de Dios” está ambientada en la favela y nos muestra como se transforma físicamente dese los años 60 hasta los 80: al principio la favela parece un lugar paradisíaco con calles anchas, casas pequeñas y ordenadas, espacio para que los niños jueguen al fútbol. No obstante, en estos años empieza la progresiva degradación de la favela, que se convierte en un lugar en el que domina la violencia.Título: Ciudad De Dios.
La emergencia del mercado de la droga afecta a todos los ámbitos de la vida: ante todo la creación de un nuevo mercado modifica la ‘estabilidad’ económica, ya que los traficantes se hacen cada vez más ricos mientras que buena parte de la población se empobrece. Además este mercado crea dos bandas al interior de la favela misma que empiezan una especie de guerra en la que el vencedor es el que mata más gente de la banda opuesta.
Al contrario, “La Virgen de los sicarios” se desarrolla en la ciudad misma, en los barrios marginales de Medellín. Mientras en “Ciudad de Dios” podemos ver explícitamente la transformación de la favela, ya que la película recorre la vida de Bucapé, en “La Virgen de los sicarios” nos enteramos de los cambios que afectan a la ciudad solo a través de las palabras de Fernando.
De hecho, Fernando Vallejo, escritor que dejó su ciudad para buscar éxito en el extranjero, regresando pudo notar como su ciudad ya no era la misma, subrayando la felicidad del pasado frente a la degradación del presente. Durante su primera relación amorosa con Alexis, un joven sicario, Fernando, que proviene de una clase social acomodada y tradicional, reniega la violencia. Se da cuenta de vivir en una sociedad desahuciada, pero no consigue entender el comportamiento del joven Alexis, que mata con una naturalidad asombrosa. No obstante, a lo largo de la película vemos como Fernando se involucra en el mundo de los sicarios y se convierte en traductor de una realidad que al principio le resulta extraña, es decir, al final se acostumbra a la violencia, la acepta y casi disfruta del poder que Alexis tiene con su arma. Y cuando toma la decisión de marcharse junto con Alexis, el jover será asesinado. Lo mismo pasará con su segunda pareja: Wilmar. La relación entre los dos parece recalcar su precedente relación con Alexis: los dos sicarios se parecen mucho. En realidad Fernando descubrirá que fue Wilmar a matar a Alexis y cuando está a punto de dispararle, Wilmar le confiesa que Alexis mató a su hermano. Este particular me parece bastante importante ya que nos muestra que en la guerra en bandas no hay malos o buenos, sino simplemente violencia sin razón.LA virgen de los sicarios
Tanto en “Ciudad de Dios” como en “La Virgen de los sicarios” emerge una grande contradicción: la religiosidad. En “La Virgen de los sicarios” los chicos bendicen las balas y hacen viajen al pueblo de Sabanera para pedir la bendición de la Virgen, lo que es una clara paradoja dado su comportamiento.
Las dos películas, no obstante utilicen recursos diferentes, nos muestran como la violencia se hace cotidiana y natural entre estos jovenes ciudadanos de barrios hiperdegradados de ciudades latinoamericanas.

This entry was posted in Tema 6. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s