CIUDAD DE DIOS Y LA VIRGEN DE LOS SICARIOS.

Entrada publicada por Marta Samper Ferrer en su blog  http://cualquierselvadelmundo.wordpress.com/

“La sociedad perdona a veces al criminal, pero no perdona nunca al soñador”.

Oscar Wilde.

“Cuando nuestros sueños se han cumplido es cuando comprendemos la riqueza de nuestra imaginación y la pobreza de la realidad”.

Ninón de Lenclós.

          Estas dos citas nos describen perfectamente lo que se nos cuenta en ambas películas. La primera, de Oscar Wilde, dramaturgo irlandés; y la segunda de Ninón de Lenclós, escritora cortesana francesa. Ambos estuvieron en contacto con la religión católica a lo largo de sus vidas -aunque Lenclós fue una mujer muy liberal para su época, tuvo que estar interna en un convento durante años-. También sabían lo que era una sociedad pobre, marginal y como ésta podía desarrollarse.

ciudad d

             Es verdad que la sociedad, acostumbra a conceder el perdón por muchas cosas, también a un criminal. Sin embargo, cuando alguien se atreve a soñar, si lo hace con exceso, en seguida se le califica de ‘iluso’, ‘infantil’, ‘inmaduro’ y un largo etcétera. ¿A caso es peor soñar que matar? Si tenemos sueños es porque nuestra realidad, en cierta medida, es pobre y sentimos la necesidad de enriquecerla. Si éstos se cumplen, entonces, sentimos una gran satisfacción por ello.

          En el caso de la película de Ciudad de Dios, Buscapé –el protagonista- sería catalogado como un soñador. Una película desarrollada en torno a los años 60, 70 y 80 en los suburbios de Rio de Janeiro –favelas- Buscapé quiere ser fotógrafo, solamente existe un inconveniente, es un ciudadano desfavorecido, que vive en un lugar auténticamente marginal, rodeado por el tráfico de la droga, la violencia en todos los sentidos. A lo largo de la película, vemos como nuestro pequeño soñador-intelectual va creciendo, se junta con gente que no le interesa y está al límite de la vida en varias ocasiones. Podríamos decir, que aquellos que se juntan con él también son unos soñadores, cada persona que le rodea quiere conseguir algo, sea lo que sea. Finalmente, nuestro protagonista consigue su sueño y mediante la publicación de una foto realizada por el –la de el cuerpo sin vida del asesino más temido de su favela- se lanza al mundo de la fotografía y obtiene un trabajo remunerado. Es decir, tenemos aquí el caso de un personaje que logra salir de forma ‘favorecida’ de una sociedad totalmente ‘desfavorecida’ y además, logra triunfar dentro de lo que quiere.

          La virgen de los Sicarios, es también una película rodeada de droga y violencia extrema y ambientada en Medellín –una ciudad colombiana- y semejante a la sociedad de Ciudad de Dios. También tiene por medio a un intelectual –Fernando- un escritor que regresa a su país tras un largo tiempo de ausencia, donde conocerá a Alexis, un joven sicario que ya lleva varias muertes sobre sus espaldas. El elemento que crea contraste es la imagen de la virgen María Auxiliadora ‘la virgen de los sicarios’ a la que todos se encomiendan para proteger sus vidas, y la cruel violencia que todos ellos desprenden, ya que forman parte de la vía del narcotráfico y todo lo que esto conlleva. Sin embargo, en esta película no solamente se trata el tema de la violencia, la droga o el sicariato; también se trata el tema de la homosexualidad, Fernando y Alexis entablarán una gran amistad, tanto, que terminarán siendo pareja. La película terminará de una doble forma drástica, primero con el asesinato de Alexis y después, cuando Fernando consigue rehacer su vida con otro chico –Wílmar- y tras haber descubierto que éste había sido el asesino de Alexis, deciden fugarse del país. Cuando están a punto de conseguirlo, Wílmar es asesinado.

        dsgdgdgf  Está claro que el elemento común en ambas películas es la violencia generalizada y la religiosidad popular. Dos elementos dispares pero usuales en sociedades marginales como son las que se nos presentan. Se observa como utilizan en ambos casos la violencia para salir airosos de sus conflictos, para ellos es la clave para la resolución de cualquier conflicto, a través de ella, consiguen todo lo que se proponen y si tienen algún obstáculo, también la emplean. Podemos decir que la violencia es una forma de vida para todos ellos. Otro elemento común, es la figura del intelectual, pero solamente en uno de los casos se ve favorecido, Buscapé consigue lograr aquello que se propone. Tal vez Fernando ya lo había conseguido, tenía su trabajo y ya había ‘vivido’, sin embargo, no consigue salir del país con Wílmar para poder ser feliz que, al fin y al cabo, era el objetivo que tenían tanto Buscapé como Fernando.

This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s