‘El mar del tiempo perdido’ de Gabriel García Márquez

RESUMEN: El cuento fue escrito en 1961 y relata la historia de un pueblo costero en América Latina y la llegada de un gringo quien se presenta como “el hombre más rico de la tierra”. El señor Herbert aparece dentro de un aura de esperanza porque un olor de rosas ha penetrado el pueblo desolado. La mujer de Jacob, Petra, dice que el olor es un indicio de Dios que ella va morir. El señor Herbert tenía tanto dinero que no sabía dónde meterlo y toma la decisión de “recorrer el mundo resolviendo los problemas del género humano”. Su objetivo es de “repartir el dinero” pero para obtener el dinero los ciudadanos tienen que entretener al gringo y se humillan. En vez de ilustrar “el más equitativo sistema de distribución de la riqueza”, el señor Herbert introduce el juego, la deuda y la prostitución al pueblo. Jacob pierde su única posesión, su casa, para satisfacer la deuda que ha acumulado en juego con Herbert.

Luego, Herbert exige una semana de fiesta incluyendo música, fuegos artificiales y acróbatas. Describe una ciudad del futuro con rascacielos pero los ciudadanos no pueden identificarse con esa imagen. Solo Herbert tiene una razón para celebrar porque ahora es el dueño de la propiedad de todos y se siente omnipotente. Cuando Jacob dice que Herbert va morir debido a tanta fiesta responde que “tengo tanto dinero que no hay ninguna razón para que me muera”.

Cuando acaba la semana, Herbert hace una siesta interminable. Duerme tanto tiempo que todas esperanzas para el desarrollo del pueblo son desvanecidas y el sacerdote cree que el pueblo es para la gente maldita y se lo va. Cuando Herbert se despierte por fin, tiene hambre pero debe que cazar cangrejos con todos los ciudadanos para sobrevivir porque no hay nada otro para comer.

La última parte del cuento es menos clara. Herbert y Tobías van a cazar tortugas pero en la profundidad del mar buscan ciudades perdidas hace mucho tiempo, y personas muertas flotantes. Herbert dice a Tobías que no puede contar la verdad porque provocaría desorden en el pueblo.

Cuando regresan, Herbert decide que se deben afrontar a la realidad: el olor de rosas nunca volverá. Petra dice que nunca ocurrió. Herbert decide partir, diciendo “De modo que me voy. También ustedes debían irse. Hay muchas cosas que hacer en el mundo para que se queden pasando hambre en este pueblo”.

NARRACION: Este cuento está muy fuertemente marcado por la búsqueda de nuevos rumbos narrativos y recoge los esfuerzos del autor por integrar la dimensión imaginaria a la realidad política y social. La narración oscila constantemente entre dos planos diferentes, pero integrados: el mundo onírico de la imaginación y la fantasía, y la realidad histórica y social. La integración del discurso directo dentro del texto hace ambigú quien dice las palabras y que punto de vista tiene el narrador.

ESTILO: Elementos de realismo mágico porque no hay una jerarquía entre lo natural y lo sobrenatural. Tobías acepta la explanación sospechosa de Herbert sobre la ciudad submarina. El autor amarra la realidad y la fantasía en un modo tanto directo que parece tener sentido y ser creíble. Otros elementos de humor y pathos.

TEMAS:

El tiempo: el mar = el pasado; la ilusión del pueblo que describe Herbert = el futuro; el olor de rosas = el presente. Hay una regresión, una repetición de acontecimientos porque nunca avanza. El tiempo es circular, el cual representa el conflicto en América Latina y el Caribe durante la época con guerra civil y cambio de poder casi constante.

El mar: es poderoso y complejo, tan misterioso que nuestra mente racional no puede entenderlo por completo. Los ciudadanos son vulnerables al mar y lo que llega de ello – eso es también una vulnerabilidad al extranjero.

SIMBOLOS:

Señor Herbert: imperialismo, dinero y prosperidad personal.

Tobías: juventud, tiene en sus manos el conocimiento y el poder de reformar su situación.

Jacob: generación mayor, aferrada al amor que siente por el lugar donde nació, se creó, conoció el amor, la vida y la muerte.

Pueblo: su aridez muestra la rudeza con la que se vive en América Latina, la rudeza con la que sus habitantes lidian y se forman como luchadores del mundo.

Mar: por ser un elemento que clásicamente ha servido para renovar las poblaciones (el Arca de Noé, el mar lavó la tierra para acabar con las generaciones que pecaban) este mar trae el recuerdo de lo mal y podrido que está el pueblo, pero el mismo contiene salvación y renovación.

Petra: desilusión por vivir en un pueblo sin progreso ni prosperidad, simboliza una realidad cruda, pues un pueblo con mujeres sin ilusión de vivir no produce generaciones prosperas para sacar al pueblo de la pobreza, tanto que ni hijos tuvo. El estado de mujeres en América Latina: discriminación y desigualdad.

ANALISIS: Fredric Jameson dice que toda la literatura del tercer mundo es alegórica y toda la literatura del primer mundo es psicológica. Es una oposición entre la teoría de Marx y Freud pero, ¿se puede decir que esto cuento es alegórico?

El cuento es una síntesis experta de las relaciones políticas y económicas entre los Estados Unidos y América Latina. La visión que el señor Herbert tenía de su misión en el mundo es análoga a la imagen de los Estados Unidos que los círculos gobernantes de esa nación intentaban proyectar en ese momento en América Latina. En esa época llega a la presidencia de su país John F. Kennedy y se crea la Alianza para el Progreso y los Cuerpos de Paz, los cuales, al igual que la política económica norteamericana hacia los países subdesarrollados, se presentan como un intento de ayudar a esas naciones a resolver sus problemas. El personaje de García Márquez que viene a ‘resolver’ los problemas de la humanidad personifica esa política. El señor Herbert no regala el dinero. Su propósito, como el de los Cuerpos de Paz, es ayudar a la gente a resolver sus problemas, movilizándolos para que cada cual actué según sus posibilidades, de tal forma que cada uno gane lo que le hace falta haciendo lo que puede y lo que está capacitado para realizar.

Sin embargo, la relación es abusiva y parasitaria porque los Estados Unidos son los invasores de América Latina y lo explotan para sus recursos naturales para su ganancia personal. También introducen, o mejor dicho, imponen, el capitalismo con el énfasis en el material y el valor monetario de objetos. El imperialismo económico ha dejado el pueblo estar peor que fue antes que Herbert viniera; así, las falsas esperanzas por inversión extranjera están expuestas para lo que son: ninguna esperanza para el progreso de la población del pueblo aunque Herbert piense que hay razón de celebrar. Herbert siempre lleva el control de la situación, implicando la intervención del Norte en el Sur.

Por último, su sueño largo simboliza una queja común de América Latina, especialmente después de la Segunda Guerra Mundial: una tendencia, por parte de los Estados Unidos, para ignorar o descuidar a sus vecinos al Sur. El ‘Good Neighbour Policy’ terminó en 1945 y gran conjunto de desilusión se establece de los Estados Unidos que empezó inversión copiosa en América Latina pero ignoró la política. Por los 1950, relaciones de entierra-norteamericano alcanzaron a nadir.

Por Selen Gurdere

This entry was posted in Tema 2. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s