Anoche

 Carilda Oliver Labra

Anoche

Anoche me acosté con un hombre y su sombra.
Las constelaciones nada saben del caso.
Sus besos eran balas que yo enseñé a volar.
Hubo un paro cardíaco.

El joven
nadaba como las olas.
Era tétrico,
suave,
me dio con un martillo en las articulaciones.
Vivimos ese rato de selva,
esa salud colérica
con que nos mata el hambre de otro cuerpo.

Anoche tuve un náufrago en la cama.
Me profanó el maldito.
Envuelto en dios y sábana
nunca pidió permiso.
Todavía su rayo lasser me traspasa.
Hablábamos del cosmos y de iconografía,
pero todo vino abajo
cuando me dio el santo y seña.

Hoy encontré esa mancha en el lecho,
tan honda
que me puse a pensar gravemente:
la vida cabe en una gota.

Anoche es un poema escrito por la poetisa cubana Carilda Oliver Labra, nacida en 1922 en la ciudad de Matanza. Además de ejercer su profesión como abogada realizo trabajos como profesora de pintura, escultura y dibujo, estos trabajos reflejan su inquietud artística que quedara permanentemente reflejada en sus poemas. Carilda Oliver es una de las poetisas hispanoamericanas mas destacadas galardonada con múltiples premios. En sus inicios, escribía casi exclusivamente obre la revolución cubana, posteriormente tras ser vetada dedico su tiempo a escribir sobre otros temas como poesía erótica o amorosa.

carilda_oliver

El poema Anoche  tiene una clara estética de poesía conversacional, esta nos enseña la importancia de las cosas cotidianas que normalmente parece que olvidamos. En el caso de este poema, interpreto en la ultima frase, como nos muestra que podemos olvidar algo tan básico como que la vida empieza en una gota de fluido corporal masculino.

‘Hoy encontré esa mancha en el lecho,
tan honda
que me puse a pensar gravemente:
la vida cabe en una gota’

En el poema Anoche nos relata como tuvo una noche de sexo con un desconocido un ‘naufrago’, un relato donde entendemos que se trata de un acto bastante brusco y ligeramente agresivo, pero puramente pasional.

‘Me profanó el maldito.
Envuelto en dios y sábana
nunca pidió permiso.’

No se trata de un acto de amor donde la finalidad es crear vida, algo que al día siguiente al despertar entiende,  al encontrar esa mancha en el lecho.

El poema Anoche es un ejemplo de un acto cotidiano que tendemos a olvidar, algo que la poesía conversacional intenta evitar.

 

This entry was posted in Tema 3 and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s