Pobresita – un cuento por Gabriel Gracía Márquez

“La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada¨ es un cuento escrito por Gabriel Gracía Márquez, publicado en 1978.

gabriel_garcia_marquez_2

Después de la muerte de sus padres, Eréndira, una chica de catorce años, vive en la casa de su abuela. La casa fue construida de su abuelo, Amadís; y su padre, que se llama Amadís también, usaba la casa como centro de sus negocios ilegales. Por eso hay muchos objetos de valor en la casa. Eréndira se preocupa de su abuela y el hogar. Una tarde, después un día repleta de trabajo, Eréndira va a la cama olvidiendo de apagar la luz de vela. A causa de un golpe de viento, la candela tumba y la casa está en llamas. El fuego rompe la casa pero Eréndira y la abuela se quedan sin daños corporales. La abuela hace Eréndira responsable de la destrucción y forza a su nieta a prostituirse. Una vicisitud enorme para Eréndira. Muchos hombres acaparan el servicio de Eréndira y en un pueblo las mujeres se molestan con su presencia.
A su ocupación conoce a Ulises, el hijo de un contrabandista de diamantes de Holanda y los dos se enamoran. Juntos proban a huir del destino cruel pero no llegan. Eréndira pide a Ulises de ayudarla y a martar su abuela mala. Ulises esta de acuerdo y intenta a envenenar la abuela con un pastel envenenado. El intento no funciona. El segundo intento es una exposión, dinamita instalada en su piano. Pero el segundo intento tampoco no la mata. Finalmente, el tercero intento funciona. Ulises mata la abuela con un cuchillo. Entonces, después de la matanza, Eréndira se adueña del oro de su abuela y se marcha.

CANDID~1

De hecho esta historia es muy triste pero al mismo tiempo increíble y tan exagerada que no es posible de verla en serio. Tanto hombres quieren dormir con la pobre Eréndira que la esperan en tiendas de campaña delante de su casa y la abuela es tan cruel que tiene sangre verde. Estas exageraciónes mostran que las historias de Márquez no valen la realidad, el realismo, que son historias exageradas que solo focalizan la atención en su declaración. Sus alegorías pasan fronteras y abandonan el conventional pero siempre con una causa y con relación con la temática.

This entry was posted in Tema 2. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s