El otro

publicado por freyjatv.wordpress.com

El otro
Roberto Fernández Retamar, de Si a la revolución, 1958-1962

Nosotros, los sobrevivientes,
¿A quiénes debemos la sobrevida?
¿Quién se murió por mí en la ergástula,
Quién recibió la bala mía,
La para mí, en su corazón?
¿Sobre qué muerto estoy yo vivo,
Sus huesos quedando en los míos,
Los ojos que le arrancaron, viendo
Por la mirada de mi cara,
Y la mano que no es su mano,
Que no es ya tampoco la mía,
Escribiendo palabras rotas
Donde él no está, en la sobrevida?

El poema está escrito por el autor cubano, Roberto Fernández Retamar, en 1959, justamente luego de la revolución cubana. El efecto, el impacto y la posteridad de la revolución se presentan bien en este poema y componen el tema principal.

El poema cuenta del tiempo después de la revolución cubana desde un punto de vista de los cubanos que la han sobrevivido. El pronombre nosotros indica muchas cosas diferentes, al principio es el pronombre de una revolución, donde se trata de estar juntos y solidarios. Al contrario de este sentimiento de solidaridad, el pronombre tambien indica un linde entre nosotros y ellos, nosotros que están viviendo y ellos que ya no están viviendo, lo cual produce un sentimiento triste a cause de las vidas perdidas a lo largo de la revolución. Entonces la primera frase “Nosotros, los sobrevivientes” establece la tematización del poema; la paradoja y el sentimiento ambivalente sobre el triunfo de la revolución, porque; qué vamos a hacer desde este punto? Esta es la pregunta y la preocupación que se construyen en este poema y que forman la composición del poema. También se produce un ambiente realísticos y critico debido a las preguntas de la voz lírico que exige al lector pensar en los consecuencias de la revolución.

A mi, me parece que es posible de sumar la esencia de las preguntas en una pregunta esencial: Por qué estoy yo viviente y no él? Es una pregunta sobre la existencialidad que es una tema muy frecuente en los textos posguerras. El contenido de cada uno de los individuos sobrevivientes han sido rotos a cause de la experiencia de las luchas de la revolución, y por eso tienen que redefinirse, redescubrir sus mismos y hacer una transformación de sus identidades para que vivir de nuevo como humanos, juntos en una sociedad. En el poema hay una destrucción del escritor del interior con la frases: “Y la mano que no es su mano, que no es ya tampoco la mía, escribiendo palabras rotas”. No hay un yo lírico concreto en este poema y el escritor rechaza a su mismo, pero puede ser que el escritor está transformándose al mismo momento que está escribiendo el poema.

El poema versa sobre mentes posguerras y existencialistas, y también sobre la transformación necesaria del humanos que han sobrevivido una guerra o revolución.

This entry was posted in Tema 3 and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s