EL OTRO, poesia comunicante.

En EL OTRO se expresa un poeta anónimo que se pregunta sobre el porqué de su existencia, o más bien sobre la causa de la salvación de su vida. En efecto, se puede constatar a la lectura del poema que este hombre participó activamente en la lucha armada de la revolución latinoamericana de los años sesenta. Al principio el poeta se exprime mediante un sujeto colectivo : « Nosotros, los sobrevivientes, […] », en este sentido se convierte aquí en el portavoz de todos los sobrevivientes del traumatismo de la guerra. A lo largo del poema, el poeta pone en tela de juicio el hecho de que él tuvo la vida salvada y no el otro. Se trata de saber porque él ha sobrevivido y no un otro : « ¿A quiénes debemos la sobrevida ? ». La sucesión de preguntas retóricas en el poema acentuan la sensación de incomprensión que experimenta el poeta frente a esta situación, a este sentimiento de injusticia de la vida. De este modo se pone de relieve el sentimiento de culpabilidad del poeta, la conflictividad que nace dentro de sí mismo respecto a este acontecimiento. Se destaca del poema una dinámica introspectiva que resulta de la sensibilidad propia del poeta. La muerte no le ha tocado pero él se siente casi como muerto : « Y la mano que no es su mano, Que no es ya tampoco la mía, [….] », es como si fuera desposeído de su identidad. Se puede verificar aquí el choque emocional que ha producido un daño duradero en su inconsciente. Se siente el poeta totalmente herido por esta experiencia.

 

En cuanto al fondo y a la forma del poema, se puede ver que no se respeta el conformismo poético clásico. En efecto, en la forma no se sigue las reglas de métricas tradicionales que se pueden encontrar sobretodo en los poemas de amor entre los años veinte y cincuenta. Aquí el poema no tiene realmente una organización estructural definida, no se doblega a unas exigencias estilísticas instituidas previamente. La forma del poema corresponde al pensamiento presentado por el poeta, o sea un pensamiento realista y directo que no preconiza la utilización de un lenguaje culto. Se trae a la luz una nueva forma de concibir la expresión poética y en este sentido se puede calificar este poema como vanguardista. Además, como ya se ha dicho, el poeta se exprime en nombre del conjunto de los sobrevivientes y eso marca también la emergencia de un nuevo tipo de poesía ya que no solo se expresa la voz del poeta sino una voz colectiva. Se desarolla la voluntad de transmitir un pensamiento de manera explícita, de promover un espíritu poético independiente. Se trata de valorizar la capacidad del poeta a reflexionar sobre la vida de manera concreta. Se emplea palabras sencillas o más bien palabras y contenidos accesibles a todos, no solo a una elite o a un público selecto. El poeta de EL OTRO se expresa de manera clara y determinada y eso es lo que caracteriza la poesía comunicante. Se pone de relieve un nuevo discurso poético, más libre en el sentido de que se aleja de los códigos poéticos ya existentes, se trata de exprimirse y de tocar al lector de manera precisa.

 

 

 
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s