Manifiesto – Nicanor Parra

Publicado por Roberta Esposito en https://derutaporamericalatina.wordpress.com/

La poesía “Manifiesto” de Nicanor Parra es un claro ejemplo de un nuevo tipo de poética espontánea, natural, al alcance del grueso público. El autor se podría definir un paladín de la claridad y la naturalidad de los medios expresivos. La poética de Parra se caracteriza por un lenguaje desacralizado, particularmente prosaico y cercano a la oralidad, a los usos del habla corriente y cotidiana.La concepción estética del autor prevé la prescindencia de toda retórica y la sustitución de un vocabulario poético por las expresiones coloquiales más comunes. El resultado es una poesía cotidiana, diaria, con gusto a lo inmediato. La poesía se hace cotidiana precisamente en la medida en que cotidiana es la lengua que la contiene,

Nosotros conversamos

en el lenguaje de todos los días

no creemos en signos cabalísticos.

Parra sumerge la poesía en el lenguaje de todos los días, atrayendo términos que desde siempre han sido excluidos del lenguaje poético. El autor rechaza la tradición, que aquí significa tanto el modernismo y la vanguardia, como la poesía política y lírica, acusándolos de convertir la poesía en un lujo alejado del habla y de la experiencia del hombre común, con su lenguaje hermético y elitista que no interesa ni llega al lector masivo corriente

Para nuestros mayores

la poesía fue un objeto de lujo

 pero para nosotros

es un artículo de primera necesidad:

no podemos vivir sin poesía.

(…)

Poesía de círculo vicioso.

Para media docena de elegidos:

 “Libertad absoluta de expresión”.

Habla entonces de un nuevo tipo de poesía que busca la comunicación inmediata y real con el lector.

Nosotros propugnamos

La poesía del amanecer.

Este es nuestro mensaje,

Los resplandores de la poesía

Deben llegar a todos por igual

La poesía alcanza para todos.

(…)

Contra la poesía de las nubes

Nosotros oponemos

La poesía de la tierra firme

-Cabeza fría, corazón caliente

Somos tierrafirmistas decididos-

Contra la poesía de café

La poesía de la naturaleza

Contra la poesía de salón

La poesía de la plaza pública

La poesía de protesta social.

Ese poema está estructurado siguiendo la dicción del discurso político. El ‘señoras y señores’ del inicio, las repeticiones enfáticas e inútiles algunas veces

ésta es nuestra última palabra

-nuestra primera y última palabra-

(…)

A diferencia de nuestros mayores

-y esto lo digo con todo respeto-

(…)

nuestros abuelos inmediatos,

¡nuestros buenos abuelos inmediatos! ,

el uso de la primera persona plural, el utilizo de una lengua sencilla, el uso de frases hechas, etc., todos ellos son signos de un lenguaje político que acusa a unos y anuncia un cambio. El  manifiesto de Parra denuncia la tradición poética exagerando sus errores desde un  punto de vista literario y como todos los manifiestos, es enfáticamente propagandista.

Según Parra la figura del poeta ha cambiado: Los poetas bajaron del Olimpo. El nuevo poeta no tiene oído para el discurso académico ni ojos para la lectura del clásico.

Nos encontramos aquí ante un nuevo tipo de escritura y de texto, frente a una nueva concepción del poeta, radicalmente opuesta al vate o poeta de la inspiración y del vuelo hacia el infinito. Se explicita en este manifiesto la desacralización del poeta, el rechazo de la creencia según la cual el poeta es un pequeño Dios. En cambio el poeta ha perdido su carácter de ser fantástico o extraño, y se muestra igual a todos, se nos aparece como un hombre común y corriente, capaz, incluso, de ironizar su propia situación en el mundo:

A diferencia de nuestros mayores
-y esto lo digo con todo respeto-
Nosotros sostenemos
Que el poeta no es un alquimista
El poeta es un hombre como todos,
Un albañil que construye su muro:
Un constructor de puertas y ventanas.

Ese nuevo tipo de poesía se instala en lo concreto y en lo cotidiano. No pretende ser la revelación de una realidad suprema, ni la búsqueda del fundamento de la existencia. Su intención básica es mostrar la realidad inmediata, las máscaras falsamente idealistas que ocultan el verdadero y triste rostro del hombre y de su sociedad. Su función es poner en evidencia la condición humana tal como se presenta en las situaciones históricas.

Chile
This entry was posted in Tema 3 and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s