Ignorancia ante un ángel

El cuento de Gabriel García Márquez”un señor viejo con unas alas enormes” fue escrito en 1968  y forma parte del volumen La increíble historia de la Cándida Eréndira y su abuela desalmada (1972). Como el título indica, trata de un misterioso ser con alas que después de una tormenta llega al jardín de una pareja simple formado por los otros dos personajes principales, Pelayo y su mujer Elisenda. Debido a sus enormes alas, el señor viejo no puede levantarse y Pelayo por miedo lo instala en el gallinero alambrado. La noticia de que ha llegado un ángel se propaga rápidamente entre el vecindario y hasta el cura tiene que verlo para averiguar si es un ángel verdadero. A parte de sus alas, el señor no tiene mucho que ver con un ángel ya que “esta vestido como un trapero” y según el cura es un “varón de lástima que más bien parecía una enorme gallina decrépita entra las gallinas absortas”. El cura concluye que el ser no es un ángel pero eso no para el rumor y dentro de poco viene gente de todo el Caribe, esperando que el ángel pueda curar sus lastimas. Lo único que al fin mata el interés por el ángel es cuando en una feria llega el espectáculo de una mujer que se ha convertido en araña por desobedecer a sus padres. El ángel pierde su reputación a pesar de haber hecho algunos milagros como ”el del ciego que no recobro la visión pero le salieron tres dientes nuevos y del paralitico que un pudo andar pero estuvo a punto de ganarse la lotería..”. De ahí comienza a salir del gallinero a vivir con la familia hasta un día cuando sus alas han crecido de nuevo y al fin pueda  volar y largarse, algo que les conviene bastante a Pelayo y Elisenda.

¿Cómo se debería entender o interpretar este relato tan lleno de hechos supernaturales, personajes dudosos y una gran medida de humor ante lo mágico? El tema de desconfianza y ignorancia parece obvio; Pelayo, su mujer y su niño como el resto de los personajes en el cuento se ponen dudosos y hasta hostiles ante el ser extraño y forastero, y lo maltrata hasta que se larga de la casa. Creen en las palabras de la vecina “sabia” aunque parecen tonterías, y pierden el interés cuando llega otro circo al pueblo. Se puede leer el cuento como una crítica a la mente de la gente común y como reacción ante nuevos impulsos o ideas. Las diferentes personas pueden entenderse como representantes de distintas clases y sectores de la sociedad pero comparten la misma ignorancia ante el ángel, y no quieren cambiar su creencia sobre lo que supone esa criatura supernatural. En mayor escala, se puede extender esa perspectiva del cuento como un comentario a la manera en que todo de Suramérica trata a sus pertenencias o recursos más o menos mágicos. La familia encierra al ángel y cobran dinero para ver el espectáculo y no lo lamentan cuando se vaya. No saben valorar lo mágico que está frente de sus ojos pero siguen su vida como se nada había pasado. La última escena, cuando el ángel se parte, demuestra con toda claridad esa falta de valoración: “Elisenda exhaló un suspiro de descanso… Siguió viéndolo hasta cuando acabó de cortar la cebolla…porque entonces ya no era un estorbo en su vida, sino un punto imaginario en el horizonte del mar”. Siguen el rumbo de su vida diaria al igual que Suramérica siguen el rumbo sin darse cuenta de lo fantástico que hay en sus oportunidades y sus circunstancias.

This entry was posted in Tema 2 and tagged , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s