Un Señor muy viejo con unas alas enormes

Publicado por Marie Chaumont en http://evasionliteraria.wordpress.com/

4638147236_7c86be75c7_m

He eligido Un Señor muy viejo con unas alas enormes porque, para mí, representa un vicio que la sociedad humana sufrió, sufre y sufrirá a través de los continentes y del tiempo, su visión terriblemente oportunista y mercantilista de las cosas. De hecho, en nuestra sociedad todo se ve como producto vendible, explotable… Hasta las penas de la gente, su vida, nuestra salud, el futuro de la tierra en la que vivimos… todo tiene un precio, todo es una oportunidad para hacerse rico. Y en este cuento es lo mismo se hace dinero con la desgracia de la gente, con su diferencia sin pensar a ayudarla. Que sea la pareja que exhibe el ángel y usa el dinero ganado para construirse una casa, la concurrencia que se sirve de una pobre mujer-araña para competir, todos los mirones que vienen a aprovecharse del espectáculo o todos los que no hacen nada para ayudarles, todos participen a un horror y se complacen en la idea de que no hacen nada mal. Lo mismo ocurría con las famosas bestias de circo y ocurre hoy con el voyeurismo general que nos empuja a mirar la miseria del mundo a través de nuestras pantallas gozando de la comodidad occidental en la que vivimos. Pero también eligé este texto porque para mí representa bien el concepto de realismo mágico.

De hecho, tres aspectos mayores del realismo transculturado, también llamado realismo mágico son la aparición de lo mágico en lo cotidiano, la emergencia y presencia muy fuerte del inconciente colectivo y la transculturación, o sea el cruce entre la modernidad occidental y elementos de las culturas amerindias. Tres elementos que se encuentran perfectamente en el cuento de Gabriel García Márquez, publicado en 1968.

Si habíamos visto que un texto fantástico es un texto donde los elementos mágicos que aparecen se ponen en cuestión, en un texto que pertenece al realismo mágico, al contrario, lo mágico se inscribe en la realidad cotidiana de los personajes sin que haya ningun conflicto. Así cuando el ángel aterriza en el patio de la casa de Pelayo él se pregunta lo que puede ser, cómo ha podido llegar, qué tiene que hacer con él… pero nunca se dice que un hombre con alas enormes no existe. Y eso es lo mismo con todos los personajes. El padre Gonzaga duda de que sea un ángel pero nunca de que sea real. Lo mismo ocurre con los mirones que vienen todos para verlo o pedirle que realice sus rezos pero ninguno pone en cuestión su realidad, su provenencia, su esencia… De hecho, todos lo tratan como si no fuera una criatura sobrenatural sino un animal de circo.” Tampoco la mujer-araña asuste a la gente, casí impresiona aún menos a la gente. Ya que, por lo menos, el ángel provocó un poco de asusto en Pelayo al principio, mientras que nadie le tiene miedo a ella. Todos sienten compasión por lo que le ocurrió y lo que vive pero ninguno encuentra raro el hecho de que su castigo sea de tener un cuerpo de araña.

En el realismo mágico de Gabriel García Márquez se recupera la magia de la vida cotidiana recobrando la ingenuidad y eso se verifica en este cuento donde la ingenuidad tiene una gran importancia. Así los habitantes del pueblo fian todos en la vecina sabia para “todas las cosas de la vida y la muerte” y también para definir lo que puede ser el hombre alado que acaba de caer en la casa de Pelayo. Y cuando ésta dice que se trata de un ángel ninguno lo cuestiona, por falta de otra respuesta todos acceptan ésta. De manera que por parecerse más o menos a la imagen que se habían hecho de un ángel todos lo toman por un ser divino. Todos excepto el padre Gonzaga que les avisa contra su ingenuidad recordándoles que el diablo es el primero en usar disfraces para llegar a su fin. Pero esos aldeanos no sólo hacen pruebas de ingenuidad sino también de oportunismo, sobre todo en el caso de Pelayo y su mujer, Elisenda. Si ellos son ingenuos por ser persuadidos de que están en presencia de un ángel también son oportunos por ver en esa apariencia la oportunidad de hacerse ricos. Y con eso pierden de su ingenuidad y la presencia del ángel pierde de su magia… para volverse un hecho mucho más cotidiano, un producto de comercio.

Según un tal Young el inconciente colectivo de una sociedad se construye a partir de sus arquetipos, provienen de lo irracional. Y hemos visto que uno de los rasgos principales del realismo mágico es la emergencia de lo irracional y de lo inconciente. Y, de hecho, en este cuento la presencia del inconciente colectivo es muy presente. Así siempre se han descritos a los ángeles como a seres de apariencia humana (masculina) dotados de alas y por ver a un hombre con alas directamente se imaginan que es un ángel. Un poco como si al ver una persona con una cola y cuernas nos imaginaríamos que fuera el diablo… Luego la Iglesia nos aprende que los ángeles realizan nuestros sueños, así que gente de todo el continente viene a ver al ángel para que les cure, les salve la vida, les ayude en sus proyectos… Otra vez en la Iglesia, se aprende que los ángeles hablan el idioma de Dios y que este idioma es el latín así que, de manera tan injustificada como cuando se le definió como ángel por tener alas, se le niega la posibilidad de ser ángel por no entender el latín. Lo mismo ocurre cuando se nota que no come la supuesta comida de los ángeles o sea cristales de alcanfor o cuando se nota que sufre los mismos daños por la vejez que los seres humanos. Todos los personajes basan sus juicios y conclusiones a partir de las ideas preconcebidas que se les han inculcado su educación, la sociedad, la religión, las creencias comunes… ¡ el inconciente colectivo !

Por fin, el último elemento del realismo transculturado que quería destacar en este cuento es la propria transculturación de la cual este realismo saca su nombre. La transculturación es la capacidad que tiene la literatura latino-americana para hacer una hibridación entre la modernidad europea, o por lo menos occidental, y las culturas amerindias. Así este cuento tiene una estructura narrativa muy parecida a la estructura narrativa clásica europea o sea una historia contada por un narrador externo omnisciente que sigue la cronología de los eventos (de hecho al principio del cuento el niño de la pareja es un recién nacido y al final ya va a la escuela) y que corresponde al esquema clásico de una situación inicial (una pareja vive con su hijo en una buhardilla llena de cangrejos) seguida por un elemento perturbador (un ángel se cae en el patio de la casa de esta pareja), peripecias (intentan definir lo que puede ser, lo exponen a visitantes, la mujer-araña le roba la atención al ángel…), un elemento de resolución (empiezan a crecer de nuevo sus alas) y una situación final (el ángel por fin puede irse dejando a una Elisenda aliviada). Otro elemento muy occidental es la moral cristiana muy presente en este cuento representada por la mujer-araña cuya desobedencia a sus padres le valió ser castigada. Pero hay elementos que provienen sin duda ninguna de América latina. Así en las civilizaciones amerindias tenían una visión del tiempo cíclica que se encuentra aquí. Vaís a pensar, con razón, que justo antes he dicho que en este texto el tiempo era lineal, y es verdad, pero no sólo. Es lineal por seguir la corriente de los eventos pero es cíclico por basarse en la redundancia de las temporadas que se van y vuelven a lo largo del cuento, se suceden, representan el tiempo circular de la naturaleza tan importante en las culturas amerindias. También aperece un tema que es recurrente en la historia y en la literatura del continente, a saber el constante vaivén de extranjeros que buscan a sacar algo de esta tierra y se van una vez obtenido lo que buscaban dejando una huella eternal. En la historia fueron los colonos, los imigrantes, los comerciantes, los capitalistas… aquí, en este cuento, es el ángel.

Para concluir, simplemente quiero decir que este cuento me gusto de verdad por su carácter comprometido denunciando un verdadero problema sumamente importante a mi parecer y también por su fin lleno de esperanza y de libertad. Yo ví este fin como muy positivo. En efecto, el hombre, o el ángel, se va por sí-mismo, se libera de este horror terrestre en el que estaba bloqueado. Y, además, lo que me encanta es que no importa saber lo que es de verdad sólo importa que se haya liberado y pueda volver a su vida, cualquiera que sea, recuperando su voluntad y su honor.

This entry was posted in Tema 2 and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s